Cadena de frío

Cada eslabón asegura que los productos alcanzarán la vida útil que permita su adecuada comercialización.

Contar con una cadena de frío confiable es imprescindible

para el transporte y distribución de algunos productos,

particularmente perecederos, medicamentos y vacunas. Y para ello se requiere equipo y material especial a lo largo de toda la cadena de suministro.

Además, en particular con los productos biológicos, para un control adecuado de sus condiciones, se requiere llevar un registro de las temperaturas a las que se han sometido, y considerar su termoestabilidad para saber dónde ubicarlos, así como su caducidad, para priorizar en el almacenaje la salida de los lotes con fecha más próxima.

Más capacidad

Operaciones

blank

Los equipos utilizados para la conservación de la temperatura dependen del volumen de almacenamiento, pueden ser:

Cámaras de refrigeración y congelación

Diseñadas para almacenar grandes volúmenes y mantener una temperatura con variación de +/- 3ºC. Pueden o no tener una precámara, es decir, un área para realizar registros sobre control, recepción y distribución.

Requieren estrategias de seguridad, como alarmas visuales y auditivas que indiquen cuando la temperatura esté en el límite, o si existen fallas; sistemas de refrigeración doble (refrigeración, condensador, evaporador, compresor o difusor) que trabajen de manera alterna si el primero se descompone, así como sistemas de regulación y de emergencia eléctrica que supriman variaciones de voltaje y garanticen la operación por mínimo 12 horas, entre otras.

Refrigeradores y congeladores

Se utilizan para almacenar volúmenes medios de vacunas en niveles de jurisdicción o unidades médicas. Cuando manejan temperaturas de almacenamiento entre los 2ºC y los 10ºC, se les llama refrigeradores; cuando manejan temperaturas menores a los 0ºC, congeladores. Y existen unidades híbridas que cuentan con ambas secciones.

Hay varios tipos: por compresión, para cuando se dispone de energía eléctrica permanente; fotovoltaico o de energía solar, para regiones de difícil acceso y sin recursos energéticos; por absorción, de combustibles líquidos (keroseno) o gaseosos (propano, butano, etc.); con paredes de hielo, con tubos o paquetes fríos con agua alrededor de las paredes del gabinete, y cajas térmicas o termos refrigerados, con paredes aislantes de poliestireno o poliuretano, para volúmenes pequeños.

Todos deben contar con graficadores que incluyan la fecha y la hora del registro de la temperatura, directorio de emergencia y un espacio para observaciones, porque solo registrando y monitoreando continuamente la temperatura de almacenaje se puede garantizar una cadena de frío.

Esto se logra con termógrafos, que son controladores que permiten registrar la temperatura de forma continua, y data loggers, dispositivos que monitorean la temperatura de las vacunas durante su transportación, leen varios tipos de señales eléctricas, y registran los datos en una memoria interna para su posterior descarga en una terminal, permitiendo exportar los datos a hojas de cálculo y graficarlos.

blank

La cadena de frío que ofrecemos en Solistica

En Solistica somos especialistas en cadena de frío, así que contamos con todos estos equipos y sistemas de monitoreo de temperatura y de trazabilidad, que garantizan la conservación de productos a las temperaturas indicadas por el fabricante.

Además, contamos con MegaFreeze, un gran centro logístico nuevo, integrado para la cadena de frío, que brinda almacenamiento, acondicionamiento y transporte en un mismo lugar, para que los clientes obtengan mayor control de sus productos, al tiempo que se agiliza el flujo de sus operaciones, manteniendo siempre las condiciones de temperatura y humedad necesarias para cada caso.

Ubicado en Bogotá, Colombia, se trata de uno de los cuartos fríos más grandes de Sudamérica, con más de 10,500 m3 de capacidad dedicados a la refrigeración de productos farmacéuticos y hospitalarios. De la misma manera, contamos con capacidades para la cadena de frío en Brasil, ofreciendo además el mejor tiempo de respuesta para urgencias vitales en ciudades principales (-2 horas).

Conjuntamente, nuestros centros de distribución extendidos reducen los tiempos de respuesta a nivel nacional.

Finalmente, en Solistica cumplimos con todos los estándares de almacenamiento, acondicionamiento, transporte y validate en el manejo de productos farmacéuticos.